Noticias
 

04/09/2015



El evento, que tuvo lugar en el Salón Villarrica del Hotel Dreams, contó con las palabras de apertura del Presidente de dicha corporación, Jorge Argandoña.

 

Pablo García es Consejero del Banco Central de Chile desde enero de 2015. Es Ingeniero Comercial (1992) y Magíster en Ciencias Económicas (1993) de la Universidad Católica de Chile, y Ph.D. en economía (1999) del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

 

 

Análisis del Informe de Política Monetaria

 

En el Informe de Política Monetaria (IPoM) correspondiente a septiembre, el Consejo del Banco Central de Chile señaló que la inflación se ha ubicado por sobre lo previsto en junio y seguirá estando por encima de 4% al menos durante toda la primera mitad del próximo año, para retornar a 3% en el curso del año 2017. El IPoM resaltó que los escenarios de riesgo, especialmente los asociados al entorno internacional, imponen un sesgo al alza en el corto plazo para la inflación. Agregó que en este contexto las expectativas de inflación a dos años siguen en 3%.

 

Entre otros factores, dice que la brecha de actividad se ha ampliado y seguirá haciéndolo al menos hasta la primera parte del 2016. En ese contexto, el Consejo redujo el rango de crecimiento proyectado para este año a 2,0 y 2,5%, desde el 2,25 y 3,25% que había estimado en junio, y proyectó para el año 2016 un crecimiento de entre 2,5 y 3,5%. Tanto para 2015 como para 2016, el Consejo considera que el balance de riesgos para el crecimiento es a la baja.

 

Escenario macroeconómico

 

El Informe señala que la fuerte depreciación del peso ha sido la principal causa del aumento de la inflación y que se espera siga afectando la dinámica inflacionaria en los meses siguientes, retrasando su convergencia a 3%. Se indica que el tipo de cambio real (TCR) se ubicó al cierre estadístico del IPoM por sobre lo que se considera sus valores de largo plazo, pero que su comportamiento era coherente con el de sus fundamentales actuales. En este contexto, las proyecciones del IPoM asumen que hacia fines del horizonte de proyección habrá una leve apreciación respecto del nivel promedio de los diez días previos al cierre estadístico de este IPoM, lo que sumado a una actividad que se prevé menos dinámica, ayudará a la convergencia de la inflación.

 

Señala en todo caso que la persistencia de inflaciones altas por un tiempo prolongado podría impactar las expectativas inflacionarias con implicancias para la política monetaria.

 

Respecto de las cuentas nacionales del segundo trimestre, el IPoM dice que mostraron mayor debilidad de la actividad y la demanda interna, al tiempo que las expectativas empresariales y de los consumidores volvieron a deteriorarse.

 

“Un escenario externo peor, una actividad minera deteriorada y la falta de antecedentes sobre una mejoría del consumo y la inversión privada, hacen prever que el crecimiento del segundo semestre será menor que lo anticipado en junio”, agrega.

 

Refiriéndose específicamente al escenario externo, sostiene el IPoM que el crecimiento de los socios comerciales se ajustó dos y tres décimas a la baja a 3,1 y 3,4% para este año y el próximo, respectivamente, lo que responde a un deterioro del crecimiento del mundo emergente y en especial de China, el mayor demandante de materias primas.

 

Incluye además una importante corrección del precio del cobre, que ahora se estima promediará US$ 2,55 y 2,45 la libra el 2015 y 2016, luego de que llegó a su menor nivel de los últimos 6 años. Respecto del precio promedio del petróleo, este también fue corregido a la baja, con un promedio cercano a US$ 52 en los años 2015 y 2016.

 

PIB tendencial y PIB potencial

 

En este Informe, el Consejo revisó su estimación de crecimiento del PIB de mediano plazo de la economía –denominado PIB tendencial- que estima se ubica en torno a 3,5%, valor inferior al considerado hace un año. Las diferencias se derivan,  principalmente, de una perspectiva de menor dinamismo para la inversión y una reevaluación de la dinámica esperada para el trabajo efectivo.

 

Además dice que el Consejo estima importante hacer explícita la distinción entre los conceptos de PIB tendencial y el denominado PIB coherente con una inflación estable, que es conocido en la literatura como PIB potencial de corto plazo o simplemente PIB potencial. Por su naturaleza, el PIB potencial es el relevante para el cálculo de la brecha de actividad asociada a las presiones inflacionarias.

 

Añade que la diferencia entre ambos conceptos radica en que este último, en contraste con el de mediano plazo o tendencial, puede ser afectado por fluctuaciones temporales de la productividad y limitaciones transitorias a la disponibilidad de factores.

 

Señala que, al segundo semestre de 2015, la brecha de actividad relevante para la inflación, es menor que la que se obtendría de considerar como referencia el PIB tendencial.

 

Proyecciones de actividad e inflación

 

Respecto de las proyecciones de crecimiento para este año y el próximo, el IPoM dice que siguen considerando que se producirá una paulatina mejora de las expectativas privadas y que la política monetaria se mantendrá en una fase expansiva relevante.

 

Añade que por el lado fiscal, contempla que en el 2016 el aumento del gasto será menor que el de este año, en concordancia con una reducción moderada del déficit estructural.

 

Respecto de la inflación, sostiene que el extenso período durante el que la variación anual del IPC se ha mantenido, y se espera continúe, por sobre 4%, podría aumentar su persistencia, impactando las expectativas inflacionarias. Esto plantea desafíos evidentes en el esquema de metas de inflación, que busca que esta se ubique en 3% a fines del horizonte de política.

 

Hace presente que la credibilidad en que la política monetaria logrará la convergencia de la inflación a la meta es un activo clave del Banco Central y que en este sentido, “es muy importante destacar que si bien las expectativas privadas de inflación a plazos más cortos han aumentado, a dos años plazo, las encuestas y los precios de los activos financieros siguen apuntando a una inflación alineada con la meta”.

 

Tipo de cambio real

 

El IPoM dice que la nueva y significativa depreciación del peso en los últimos meses es el factor fundamental detrás del reciente aumento de la inflación efectiva y proyectada y que el aumento del tipo de cambio real es la respuesta natural y deseable de la economía a los cambios en el escenario macro interno y externo.

 

“La depreciación no es un fenómeno exclusivo de Chile. Se observa en la mayoría de los socios comerciales, incluso con mayor intensidad en varios de ellos”, sostiene.

 

Al cierre de este informe, el tipo de cambio real (TCR) se encontraba en valores por sobre lo que se considera sus niveles de equilibrio de largo plazo, pero coherentes con la evolución actual de sus fundamentos.

 

Como supuesto de trabajo, contempla que hacia fines del horizonte de proyección, el TCR tendrá una leve apreciación respecto del nivel promedio de los 10 días previos al cierre estadístico de este IPoM.

 

Escenarios de riesgo

 

El Informe presenta una serie de escenarios de riesgo que podrían modificar el panorama macroeconómico y, por tanto, el curso de la política monetaria.

 

Menciona en lo externo, la posibilidad de nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros que podrían tener efectos en el panorama de inflación de corto plazo. Menciona específicamente los desarrollos recientes de China que han profundizado las dudas respecto de su economía, pero que también podrían darse que el conjunto de medidas adoptadas se traduzcan en un rebalanceo ordenado de esta economía, que evite sobresaltos posteriores. También menciona la incertidumbre que permanece sobre el impacto que tendrá la normalización de la tasa de política monetaria en Estados Unidos en el precio de los activos. Hace presente además que los escenarios de riesgo negativos podrían complicar aún más el ya difícil panorama para las economías emergentes, en especial de América Latina, en donde varios países siguen con altos déficits fiscales y de cuenta corriente, lo que dificulta y encarece los ajustes necesarios.

 

En lo interno, el escenario base del Informe asume que las expectativas de los consumidores y empresas mejoran gradualmente y que, de no darse esto, se afectará el ritmo de recuperación de la actividad y del gasto interno.

 

También señala que un mayor efecto de los menores precios de los combustibles sobre el ingreso nacional, podría dar un mayor impulso a la economía.

 

En cuanto a la inflación, dice que en el corto plazo los riesgos son elevados, en parte, porque “los escenarios de riesgo externos pueden provocar una depreciación adicional del peso”. Además, “la inflación se ha mantenido alta por un tiempo prolongado, lo que en sí es un riesgo para las expectativas”. No obstante, “estos riesgos pueden aminorarse por la reducción del crecimiento de los salarios nominales y no es descartable un escenario donde las holguras de capacidad se amplíen más de lo previsto, reduciendo las presiones inflacionarias”.

 

El balance de riesgoscontenido en este IPoM está sesgado a la baja para la actividad, mientras que para la inflación está sesgado al alza en el corto plazo y equilibrado en el horizonte de proyección.

 

Respecto de la Tasa de Política Monetaria, considera como supuesto metodológico una trayectoria para la TPM que es similar a la que se deduce de los precios de los activos financieros al cierre estadístico de este IPoM.

 

Principales proyecciones del escenario base

 

 

2014

2015(f)

2016(f)

Crecimiento (%)

1,9

2,0 – 2,5

2,5-3,5

Demanda interna (%)

-0,6

2,0

3,1

- Formación Bruta de Capital Fijo (%)

-6,1

-1,2

1,9

- Consumo total (%)

2,5

2,1

3,3

Exportaciones de bienes y servicios

0,7

-1,7

1,2

Importaciones de bienes y servicios

-7,0

-2,3

2,2

Cuenta corriente (% del PIB)

-1,2

-0,7

-1,5

 

 

2015 (f)

2016 (f)

2017 (f)

Precio del Cobre BML (US$cent/libra)

255

245

250

Precio del petróleo WTI (US$/barril)

49

50

55

Precio del petróleo Brent (US$/barril)      

54

55

60

 

 

2014

2015 (f)

2016 (f)

2017 (f)

Inflación IPC promedio (%)

4,4

4,4

4,4

 

Inflación IPC diciembre (%)

4,6

4,6

3,7

 

Inflación IPC en torno a 2 años (%) (1)

 

 

 

3,0

Inflación IPCSAE promedio (%)

3,6

4,6

4,3

 

Inflación IPCSAE diciembre (%)

4,3

4,5

3,5

 

Inflación IPCSAE en torno a 2 años (%) (1)

 

 

 

2,9

 (f) Proyección.

(1) Corresponde a la inflación proyectada para el tercer trimestre del 2017.

 

La presente versión del IPoM incluye los siguientes recuadros:

 

  • Crecimiento del PIB tendencial
  • PIB potencial, brecha de actividad e inflación
  • Evolución reciente de las holguras de capacidad
  • Cambios en el escenario base de proyección durante el último año

 

_________________________________________

Contacto de prensa: Solange Bustamante, periodista de la Gerencia de Comunicaciones del Banco Central de Chile - Correo: sbustama@bcentral.cl - Teléfonos (02) 26702907 y (09) 9829 1624.